El Periódico de Riosa

Domingo
21/09/14
Tamaño texto
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Inicio Ganadería Ganadería El virus de la lengua azul

El virus de la lengua azul

E-mail Imprimir PDF
(13 Votos)
Ganado

El virus de la lengua azul -que no es contagioso- afecta a todo tipo de rumiantes (vacas, cabras, ciervos y ovejas), aunque los síntomas son normalmente más graves en las ovejas. El virus, propagado por los insectos del género culicoides, no se transmite directamente entre animales y no afecta a los humanos.

La lengua azul fue descubierta por vez primera en Sudáfrica, pero se encuentra hoy en muchos países. Atravesó el Mediterráneo a finales de la década de los 90. Desde verano de 2006 se ha detectado el virus en Bélgica, Alemania, Luxemburgo, Holanda, el norte de Francia y de forma más reciente en el Reino Unido.

La Lengua Azul es casi exclusivamente una enfermedad de ovejas, con razas europeas más susceptibles. La mayor parte de las razas ovinas, sobre todo en regiones donde el virus es endémico, son resistentes a la enfermedad aunque aumenta la información sobre ovejas nativas en India y China que pueden ser afectadas clínicamente. Los brotes típicos de enfermedad ocurren cuando la oveja susceptible es introducida en zonas endémicas, o cuando los mosquitos infectados llevan el virus de regiones endémicas a áreas adyacentes que contienen las poblaciones de ovejas susceptibles inmunológicamente. Los animales no enferman por compartir locales, comida o agua.

Muchas variedades del virus de la Lengua Azul parecen incapaces de causar significativamente la enfermedad después de pasar una infección natural o experimental de las razas de oveja conocidas por ser susceptibles a la enfermedad.

Tras la picadura de un mosquito infectado, el virus de la Lengua Azul se replica primero en los nódulos linfáticos locales y posteriormente se va esparciendo por los pulmones, bazo y sistema bascular.

La fiebre es usual pero no invariable. Otros signos clínicos comunes incluyen edema (de labios, morro, cara, mandíbula, párpados y a veces oídos), congestión (de boca, nariz, cavidad nasal, conjuntiva, piel y cintas coronarias), falta de convicción y la depresión. El edema de labios y nariz en la oveja puede dar un aspecto 'de cara de mono'. Las ovejas no están estrictamente anoréxicas, pero comen menos debido al dolor oral y mantendrán el alimento en su boca para ablandarlo antes de la masticación. La oveja afectada sufre ocasionalmente inflamación, congestión y lengua cianótica.


 

Periodo de incubación

Aparición de la viremia

ovejas

7-10 días

3-4 días

bovino

 

4 días

Si aparece fiebre, las ovejas tienen hipertermia 4-10 días después de la infección. Pronto seguirán otros signos clínicos, con muertes agudas durante la segunda semana tras la infección. Muchas de estas muertes son el resultado de un edema pulmonar y/o de insuficiencia cardiaca. Otras ovejas con la enfermedad crónica pueden morir de 3 a 5 semanas después de la infección con complicaciones bacterianas, sobre todo pasteurelosis

Aunque la frecuencia de infección del ganado vacuno con el virus de la Lengua Azul sea generalmente más alta que en la oveja, la enfermedad en el vacuno es menos frecuente. La infección clínica es en realidad una reacción de hipersensibilidad, incluyendo la fiebre, la rigidez o la laminitis y el aumento la frecuencia respiratoria. Puede haber lagrimeo y aumento de la salivación. La piel del hocico a menudo esta inflamada, con ulceras en la mucosa oral. Asimismo la piel del cuello, flancos, perineo, y pezones puede verse afectados.

La Lengua Azul en perros está asociada con el empleo de una vacuna contaminada. Sólo las hembras embarazadas se vieron afectadas.

No hay ningún tratamiento para la enfermedad de la Lengua Azul. La recuperación de los animales afectados podrá ser ayudada por el suministro de sombra, agua, comida y refugio.

OvejasMedidas a tomar en explotaciones ganaderas

Cualquier sospecha de Lengua Azul deberá ser comunicada urgentemente a la Oficina Comarcal Agraria correspondiente a la explotación. La rapidez en las actuaciones es la mejor garantía para disminuir la incidencia de la enfermedad.

La Lengua Azul no tiene tratamiento eficaz. Una vez confirmada la enfermedad, las medidas de lucha son el control de vectores (mosquitos) y la vacunación con vacuna que incluya los serotipos causantes del brote que se trate. Se recomienda la fumigación aérea del territorio de distribución del mosquito.

En explotaciones las medidas a tomar serán:

• Aplicación a los animales mediante rociado de insecticida (piretrinas), siempre que no tengan como destino el matadero en los siete días siguientes a la operación.

• Limpieza y desinfección periódica de aquellos lugares en donde se aloje o mantenga el ganado.

• Tratar los establos y el resto de las instalaciones periódicamente con insecticidas en aerosol o polvo, preferentemente con piretrinas (cipermetrina, permetrina, alfacipermetrina o ciflutrin).

• Colocar telas mosquiteras o repelentes en las explotaciones que impidan la entrada de mosquitos.

• Reunir a los animales en el establo o lugar cerrado desde el anochecer hasta el amanecer.

• Diariamente sacar el estiércol acumulado al exterior, exponerlo al aire y mezclarlo con superfosfato de cal.

Los posibles tratamientos o vacunas deberán ser autorizadas por los servicios veterinarios oficiales, que serán los encargados de su distribución y aplicación.


 

Fotos históricas

Otros artículos

 

Calendario de Fiestas

- San Antonio (fiesta local) - 13 de Junio

 

Calendario deportivo

- Carrera Pedestre al Angliru - 11 de Octubre 

 

Angliru 2008

Después de varios años de barbecho el mítico Angliru vuelve a la Vuelta a España, y lo...

Tiempo en Riosa

Encuesta

¿Crees que la ciclista Joane Somarriba es merecedora del premio Príncipe de Asturias?
 

Quién está en línea

Tenemos 764 invitados conectado(s)